Diarrea e intolerancia a la lactosa

¿Qué es la diarrea aguda?

La diarrea aguda es la emisión repentina de heces demasiado frecuentes durante menos de 7 días (más de 3 veces al día), demasiado abundantes y de consistencia anormal (heces líquidas o muy blandas). 

Es un motivo de consulta frecuente en las salas de urgencias médicas, presente sobre todo en bebés y niñosAdemás de lo anterior, los adultos experimentan con frecuencia este síntoma en casos de intoxicación alimentaria masiva y en algunos casos de intolerancia alimentaria.

La diarrea aguda puede ser de origen infeccioso (gastroenteritis), inflamatorio (enfermedad de Crohn) o alérgico (alergia al cacahuete, alergia a la proteína del huevo...).

Intolerancia a la lactosa

También se dan episodios de diarrea aguda en personas con intolerancia alimentaria, como la intolerancia a lactosa (azúcar de la leche) que está vinculado a un deficiencia de la enzima lactasaLa ausencia de esta última impide la descomposición de la lactosa en azúcares simples (glucosa y galactosa) y provoca la fermentación en el tubo digestivo.

La intolerancia a la lactosa es síndrome abdominal marcada por la aparición de dolor de estómagoEn algunos casos, puede provocar vómitos, especialmente en los niños, entre 30 minutos y 2 horas después de ingerir productos lácteos, debido a su alto contenido en lactosa.

La diarrea aguda puede convertirse en crónica, sobre todo en las personas que no tienen síntomas intensos, suelen descuidar este síntoma sobre todo si los episodios de diarrea son distantes. La diarrea en la intolerancia a la lactosa es diarrea líquidaSe trata de un meteorismo ácido y a menudo violento (llamado meteorismo), sin liberación de sangre, desencadenado tras la ingesta de productos lácteos o alimentos procesados que contienen  lactosa, la frecuencia de la diarrea depende de la cantidad de lactosa ingerida y del grado de deficiencia de lactasa. 

Para combatir la diarrea causada por la intolerancia a la lactosa, se debe seguir una dieta baja en lactosa y/o complementar con enzima lactasa como propone Lactolerance.

 

La incapacidad de digerir lactosa puede ser la causa de muchos síntomas, que varían de un individuo a otro en función del grado de intolerancia. Entre estos síntomas, algunas personas pueden experimentar diarrea cuando consumen alimentos que contienen lactosa. La diarrea es un síntoma que no debe pasarse por alto, sobre todo porque puede tener consecuencias para la salud de las personas con intolerancia a la lactosa. Así que echemos un vistazo a este síntoma de la intolerancia a la lactosa.

 

¿Por qué puede causar diarrea la intolerancia a la lactosa?

 

Recordemos que la intolerancia a la lactosa está causada por una deficiencia de la enzima lactasa en nuestro organismo. Es la lactasa la que, en principio, permite a nuestro organismo digerir correctamente la lactosa, descomponiéndola de un único azúcar complejo en dos azúcares simples. En la mayoría de los adultos, la enzima lactasa no está suficientemente presente en nuestro organismo para digerir correctamente los productos que contienen lactosa. Por tanto, somos intolerantes a la lactosa por naturaleza, pero en grados diferentes de un individuo a otro. Cada persona puede experimentar síntomas diversos que van desde el borborigma hasta el dolor abdominal, la flatulencia o la diarrea.

 

La diarrea es un síntoma que no siempre se asocia a la intolerancia a la lactosa. Dado que los episodios de diarrea pueden ser distantes, las personas con intolerancia no siempre establecen la relación con el consumo de un alimento que contenga lactosa. Además, la frecuencia de los episodios de diarrea puede variar en función de la cantidad de lactosa ingerida y del grado de intolerancia.

 

En caso de diarrea frecuente, pueden realizarse diversas pruebas para confirmar o descartar la intolerancia a la lactosa. Este síntoma no debe tomarse a la ligera, ya que la diarrea puede ser infecciosa, inflamatoria (enfermedad de Crohn) o alérgica (después de comer cacahuetes o huevos, por ejemplo).

 

¿Qué se puede hacer ante síntomas de intolerancia como la diarrea?

 

Si eres intolerante a la lactosa y sufres diarrea con regularidad, empieza por vigilar de cerca tu dieta. Limite los alimentos que contengan lactosa o, si desea seguir consumiéndola, opte por la suplementación con enzimas lactasa. En caso de intolerancia a la lactosa, la lactasa puede tomarse en forma de cápsulas o comprimidos. Gracias a la absorción de la lactasa, el organismo asimilará mejor la lactosa: se beneficiará así de un mejor confort digestivo y se verá aliviado de todas las molestias intestinales que sufría sin suplementación.

 

La lactasa en cápsulas o comprimidos se conoce desde hace unos treinta años. Es una enzima muy bien tolerada por el organismo y no provoca efectos indeseables. En Lactolérance, proponemos varios tipos de suplementos. Lactolerancia 1 día se ha desarrollado para atender a todos los niveles de intolerancia y una sola toma diaria es suficiente para mejorar de forma permanente el bienestar intestinal. Nuestras cápsulas también son adecuadas para personas con intolerancia moderada (4500) o grave (9000): estos formatos ofrecen protección durante una hora. Lo único que tiene que hacer es adaptar su ingesta en función del tipo de alimentos que desee consumir y de su grado de intolerancia.

Imagen que redirige a la ficha de producto del envase lactorélance 1day y del pastillero 9000

Tolerancia a la leche - por ,
4.5/ 5

Su cesta

Su cesta está vacía.

Las galletas

Con las cookies, disfrute de una mejor experiencia en nuestro sitio. Las utilizamos con fines estadísticos, analíticos y publicitarios.

Más información

Cookies analíticas

Estas cookies nos permiten realizar análisis estadísticos y mejorar nuestro sitio.

Cookies de marketing

Las cookies de marketing de terceros nos permiten ofrecerle una experiencia cada vez más optimizada con la ayuda de nuestros socios.

Galletas esenciales

Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio para su experiencia de compra y su cuenta de cliente.