En el día a día, la intolerancia a la lactosa puede provocar numerosas molestias: dolores de estómago, hinchazón y diarrea. En Francia hay casi 5 millones de personas que sufren estos síntomas en cuanto consumen productos lácteos.

Sin embargo, la relación entre los síntomas y el consumo de lactosa no siempre está clara. Por ello, el test de intolerancia a la lactosa puede ayudarle a comprender mejor y remediar estos problemas.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Volvamos primero a lo básico: la lactosa es el azúcar de la leche, más exactamente un azúcar complejo que sólo puede ser digerido cuando se convierte en un azúcar simple. Para ello y para que la lactosa esté disponible en el tracto digestivo, nuestro cuerpo debe producir la enzima lactasa en el intestino delgado.

La intolerancia a la lactosa corresponde, pues, a una producción insuficiente de lactasa por parte del organismo. En ausencia de esta enzima, la lactosa fermenta en el tubo digestivo y provoca trastornos digestivos.

Se puede realizar una prueba de intolerancia a la lactosa para confirmar la causa de los síntomas y ajustar la dieta en consecuencia.

¿Cuáles son las diferentes pruebas para detectar la intolerancia a la lactosa?

Existen varios tipos de pruebas de intolerancia a la lactosa, algunas más precisas que otras, que pueden ser prescritas por su médico.

Para empezar, puede realizar la prueba de evasión temporal de lácteos. Esta es la prueba más sencilla y reveladora. Durante tres días, debes evitar todos los productos que contengan lactosa en tu dieta (lee todas las etiquetas) y anota cualquier mejora que notes en tu digestión. Después de estos tres días, debe volver a su dieta normal y observar también si los síntomas vuelven a aparecer. Si lo hacen, es muy probable que haya intolerancia a la lactosa.

También es posible realizar una prueba de suplemento de lactasa. Para ello, tome una cápsula de lactasa y, a continuación, un alimento que contenga lactosa y esté atento a la aparición o no de molestias digestivas. Si los síntomas habituales desaparecen gracias a la administración de suplementos de lactasa, efectivamente eres intolerante a la lactosa. Si quieres seguir comiendo alimentos que contienen lactosa, recurre a las cápsulas de Lactolerancia para compensar tu falta de lactasa. No dude en hablar con su médico.

La prueba de intolerancia a la lactosa también puede adoptar la forma de una prueba respiratoria: la "prueba de hidrógeno en el aliento", que consiste en medir el nivel de hidrógeno liberado antes y después de la absorción de la lactosa. Esta prueba de intolerancia se realiza en un hospital y dura unas 3 horas.

Una prueba genética puede detectar la intolerancia primaria a la lactosa, pero es poco relevante para detectar intolerancias secundarias causadas, por ejemplo, por un tratamiento médico o una enfermedad.

El análisis de sangre de la intolerancia a la lactosa se realiza raramente, pero mide el nivel de glucosa en sangre antes y después del consumo de lactosa. Si el nivel de azúcar en la sangre no se eleva después de la ingesta, entonces existe una intolerancia a la lactosa.

En caso de síntomas recurrentes, es importante realizar una prueba de intolerancia a la lactosa: esto le permitirá adaptar su dieta y planificar la administración de suplementos de lactasa cuando desee consumir productos con lactosa.

 

Hay varios pruebas de intolerancia a la lactosaHe aquí cinco de ellos:

Prueba de evasión temporal de lácteos

Primer paso: durante tres días, evitar todos los productos lácteos (leche, yogur, queso, cremas,...) y los productos que contienen lactosa* (embutidos, platos preparados, chocolate, bollería, salsas, aderezos, etc.). Lee las etiquetas de todo lo que comes. Las palabras suero, leche en polvo también indican la presencia de lactosa.

Después de estos tres días, observa las mejoras: ¿sigues teniendo dolores de estómago? ¿Estás hinchado? ¿Sigue teniendo diarrea?

Segundo paso: volver a los hábitos alimenticios normales y ver si los síntomas vuelven a aparecer. Si los problemas digestivos vuelven a aparecer, es probable que haya una intolerancia a la lactosa. Habla con tu médico o nutricionista.

Prueba de suplemento de lactasa

La intolerancia a la lactosa está causada por la falta de la enzima lactasa. Esta prueba consiste en compensar esta carencia tomando la lactasa en una cápsula con un alimento que contenga lactosa, como un pastelito, por ejemplo.

  • Si las molestias digestivas desaparecen (dolor abdominal, hinchazón, diarrea), entonces la intolerancia a la lactosa es muy probable y usted tiene la solución en sus manos. No dude en hablar con su médico.
  • Si no se produce ninguna mejoraSi no tienes intolerancia a la lactosa, habla con tu médico para explorar otras opciones.

Descubra nuestro caja de pruebas haciendo clic aquí

Prueba respiratoria

La prueba de respiración, llamada Prueba de hidrógeno en el aliento consiste en medir el nivel de hidrógeno liberado antes y después de la ingesta de lactosa. Esta prueba se realiza en el hospital en ayunas y dura 2 horas. Esta prueba puede ser desagradable debido a la ingesta de lactosa. Haga clic aquí para ver la lista de centros de examen y los profesionales de la salud preocupados por la intolerancia a la lactosa

Pruebas genéticas

La prueba genética sólo puede detectar una intolerancia primaria a la lactosa a partir de un simple análisis de sangre. En cambio, esta prueba no permite caracterizar una intolerancia secundaria, es decir, la causada por una enfermedad o un tratamiento médico o quirúrgico, por ejemplo. El coste es elevado y no está cubierto por la seguridad social.

Análisis de sangre

Medición de la glucosa en sangre (análisis de sangre) es medir el nivel de glucosa en la sangre antes y después la ingestión de lactosa. Si el nivel de azúcar en sangre no aumenta después, se caracteriza la intolerancia a la lactosa. Esta prueba se realiza raramente.

Intolerancia a la lactosa

En Francia, 5 millones de personas padecen los síntomas de la intolerancia a la lactosa Tienen dolor de estómago, hinchazón y diarrea cada vez que consumen un producto lácteo.

Salir a comer y socializar suele ser problemático: ¿hay nata fresca en esta salsa? ¿Este croissant contiene leche? ¿Contiene esta salchicha lactosa? ¡Qué frustrante es verse obligado a privarse de una dieta variada! Hay que renunciar a los quesos, yogures, helados, pasteles, salsas, etc.

Con Lactolérance podrá consumir todos los productos lácteos que desee, sin privaciones, sin inconvenientes, ¡naturalmente!

* Si está siguiendo un tratamiento médico, nunca debe dejarlo, aunque su medicación contenga lactosa. Habla con tu médico.

Pack de protección 24h contra la intolerancia a la lactosa

Comentarios

es_ESSpanish